1-2: Tres puntos de oro

El Santfeliuenc ganó al Manlleu por 1-2 con goles de Joan Inés y Kilian Honorato.

MANLLEU 1-2 SANTFELIUENC

Goles: 0-1, Inés (1'); 0-2, Kilian (45'); 1-2, Martí (70')

PRIMERA CATALANA - J7

Tres puntos de oro para el Santfeliuenc en su visita al campo del Manlleu. El conjunto de Andrés González y Juan Camilo Vázquez ha conseguido una victoria de mucho mérito en uno de los escenarios más complicados del grupo 2 de Primera Catalana.

El duelo empezó de la mejor manera posible. Cuando solo habían pasado 35 segundos de partido, un pase de Edu Naranjo desde la banda derecha la cazaba Joan Inés en la frontal del área para conectar un disparo seco que sorprendía el portero local y se convertía en el 0-1 para el Santfeliuenc.

Con el marcador a favor, el Santfe miró de controlar el partido con un medio del campo muy solvente. Mario se exhibió en una posición más avanzada, mientras que Joan Inés se hizo dueño y señor del centro del campo. Todo ello capitaneado por Joan Gibert, que lucía el brazalete de capitán por primera vez con el Santfeliuenc.

Cuando el partido llegaba al descanso, Kilian en una buena acción de ataque ponía un centro interior para Gibert, que era derribado dentro del área y el árbitro señalaba penalti para el Santfe. El hombre en racha del equipo, Kilian Honorato, tomaba la responsabilidad y ejecutaba a la perfección la pena máxima engañando el portero del Manlleu y colocando el 0-2 justo antes del descanso.

Un gol psicológico que golpeó a los locales con fuerza. Ya en la segunda mitad, los de Osona buscaron dar un paso adelante generando peligro con acciones iniciadas por su capitán, Martí Soler. Un Santfeliuenc ordenado en defensa conseguía malbaratar las ocasiones del conjunto local, hasta que en el minuto 70, el colegiado señalaba penalti para el Manlleu por una acción al límite del área del reaparecido Carlos Martínez. Martí Soler era el encargado de transformar el penalti y recortar diferencias, situando el 1-2 en el marcador.

Tocaba sufrir y el Santfe supo hacerlo. Los locales se volcaron buscando el empate mientras que los blanquiazules sacaban agua de la barca defendiendo los puntos con mucho esfuerzo colectivo. El Manlleu tuvo un balón al palo y un acertado Víctor Cócera deshizo el peligro en varias ocasiones para asegurar los tres puntos.

El susto lo dio Joan Rubio, que recibió un golpe fortuito en la cabeza a la salida de un córner y quedó tendido en el terreno de juego durante unos instantes que se hicieron muy largos. Finalmente se recuperó y el Santfeliuenc consiguió una victoria muy trabajada que sitúa el equipo con 13 puntos en la cuarta posición a tres del líder, el Tona.

La próxima jornada volvemos a Les Grases después de dos partidos fuera de casa para recibir el Vic Riuprimer el sábado a las 18:00 horas.